Mitos sobre la renta variable en 2022

83 / 100 Funciona gracias a Rank Math SEO Son a menudo muchas de las “excusas” que tienen en mente los inversores a la hora de justificar sus errores en el …

Fondos indexados: ventajas y riesgos

84 / 100 Funciona gracias a Rank Math SEO Si eres de las personas que constantemente están buscando oportunidades financieras para hacer crecer su patrimonio, quizás hayas escuchado hablar de los …

Fondos de inversión para principiantes

82 / 100 Funciona gracias a Rank Math SEO “Lo ideal es que, antes de contratar cualquier producto financiero, el usuario conozca las características de los fondos de inversión y riesgos …

niña con frutas y verduras
70 / 100

Encontrar la guía para una dieta infantil balanceada puede parecer difícil. Siempre escuchamos que los pequeños deben comer más frutas y verduras, pero a muchos de ellos no les gustan del todo los brócolis.

Si eres de las que ya desistió de ofrecerle verduras a tu hijo, hoy te doy unos tips para que los vegetales no se queden fuera de la dieta infantil.

Da un buen ejemplo con las verduras

Tu hijo aprende sobre las opciones de alimentos de ti , por lo que la mejor manera de alentar a su hijo a comer verduras es dejar que tu hijo te vea comerlas y disfrutarlas.

Las comidas familiares son un buen momento para enseñarle a los más pequeños sobre la alimentación saludable, inclusive cuando se ordena comida para llevar puede ser posible incluir el consumo de verduras, aunque no sea comida casera.

Los alimentos como salteados, curry, asados ​​y pastas saben muy bien con verduras. Un tazón de ensalada al lado también es una opción rápida y sabrosa. Si tu hijo te ve y  ve que sus hermanos llenan los platos con verduras para disfrutar, probablemente querrá hacer lo mismo.

niño comiendo verduras

No te des por vencido

Es normal que los niños digan que no les gustan algunas verduras cuando las prueban por primera vez. Si a tu hijo no le gusta una verdura en particular, intenta ofrecerle pequeñas cantidades de la verdura con otro alimento saludable que le guste.

También sigue alentándolo a que pruebe y pruebe las verduras. Probablemente cambiará de opinión sobre las verduras con el tiempo. Algunos niños necesitan probar un alimento nuevo hasta 10 veces antes de aceptarlo y otras 10 veces antes de decidir que les gusta.

 

Reconoce cuando tu hijo pruebe las verduras

 

Si reconoces el esfuerzo que hace un niño cada vez que come o prueba verduras, será más probable que quiera volverlas a comer.

Los elogios funcionan mejor cuando le dices a tu hijo exactamente lo que hizo bien, por ejemplo, “Me alegra que te animaras a probar las calabacitas y la coliflor”

Sin embargo, trata de no dejar que los elogios se conviertan en el centro de la comida. Tu objetivo es animar a tu hijo a comer verduras porque le gustan, no porque quiera elogios y recompensas de tu parte. Castigar al niño por no comer verduras puede convertir las verduras en algo negativo para él. Si tu hijo se niega a comer sus verduras, trata de no hacer un gran problema al respecto, solo inténtalo de nuevo en otro momento.

Estos son algunos tips para que incluyas las verduras en la dieta infantil, puedes intentar agregarlos a su omelette por la mañana.